Posteado por: lilianaaraujo | octubre 8, 2014

Las casas viejas….

De pronto nostalgia de la casa de mis abuelas…

Típicas las casas chorizo. Una sucesión de cuartos que se hilvanan uno a continuación del otro y volcados algunos a un patio intermedio y al fondo el gran jardín.

Una de mis abuelas cultivaba rosas, tremendas, enormes, muy perfumadas, de varios colores. La otra abuela jazmines del cielo y un cuartito abierto donde un señor fabricaba soldaditos de plomo.

Fascinante verlo trabajar cuando veníamos desde Punta Alta de vacaciones a Capital.

Y nos dejaban cortar las re barbas de plomo a mi hermano y a mí… aún conservo tres soldaditos.

En la casa de la tucumana, la de las rosas, al fondo estaba la galería con el techo de chapa y al costado agarrandose de la trama de alambres colgantes, una parra que daba unas uva riquísimas… al menos eso es en mi recuerdo.

La galería terminaba con una columna de hierro y allí daba vueltas y vueltas mientras disfrutaba del jardín salvaje, de la siesta tucumana tan de calor y de la inocencia en libertad.

Nostalgias de pegar una vuelta agarrada ala columna aquella .

 

Bajo la Parra.

Bajo la Parra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: